problem-gambling-banner

Juego de Apuestas Problemático Definiciones

| March 8, 2013

Juego de apuestas

Jugar (o “apostar”) es cualquier conducta que implica arriesgar dinero u objetos valiosos en el resultado de un juego, concurso u otro suceso que puede ser parcial o totalmente dependiente del azar.

Para la mayoría de las personas, el juego es algo que se hace para divertirse, como entretenimiento. Uno puede comprar un billete de Powerball, jugar un poco de Bingo, apostar en un evento deportivo o jugar vídeo lotería.

Cuando ganan o pierden, no es la gran cosa: pasan a realizar otras actividades que no están relacionadas con el juego. Pero para algunos, el juego se convierte en un problema y, para algunos de ellos, incontrolable. El juego problemático destruye familias, amistades, finanzas y esperanzas y, para algunos, incluso la propia vida. Continúe leyendo para aprender las definiciones y los efectos del juego problemático. Uno en cada 37 adultos en Oregon tiene un problema con el juego.

Tipos comunes de juego en Oregón:

  • Lotería: Scratch-its, Megabucks, Powerball, keno
  • Vídeo juegos (de la lotería y en los casinos)
  • Internet
  • Bingo
  • Juego o apuestas en casinos
  • Juegos de habilidad (por ejemplo: boliche, billar, etc.)
  • Apuestas de deportes y peleas
  • Carreras de caballos, perros
  • Acciones
  • Pozos de oficina (office pools)
  • Noches de póker/naipes
  • Apuestas con amigos

Juego problemático

Juego problemático es “un comportamiento relacionado con el juego que causa trastornos en cualquiera de las áreas principales de la vida: psicológica, física, social o vocacional.

Juego patológico

Comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, caraterizado por lo menos por cinco (o más) de los siguientes síntomas:

  1. Preocupación por el juego (p.ej., preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar).
  2. Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  3. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  4. Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
  5. El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p.ej., sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión).
  6. Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de ‘cazar’ las propias pérdidas).
  7. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
  8. Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego.
  9. Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
  10. Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

(Criterios diagnosticos del DSM-IV, 1994)

¿Cree que usted o alguien que usted conoce tiene un problema con el juego? Haga clic aquí para hacer una prueba que le ayudará a determinar si el juego se ha convertido en un problema.

El juego en adultos y el juego problemático en Oregón

En las últimas dos décadas, el juego se ha expandido a grandes saltos en los Estados Unidos. Hasta los años 70’s, el juego sólo era legal en dos estados. Ahora, ¡únicamente en dos estados no se puede jugar legalmente! El juego se ha convertido en un parte normal y social de nuestra vida. ¿Sabía usted, por ejemplo, que Spirit Mountain Casino ha sobrepasado a Multnomah Falls como la atracción turística número uno de Oregón?  Tan solo la lotería de Oregón tuvo ventas de $1 billion en el año 2006. Los consumidores gastan más en el juego legal en E.U.A. que en todas las demás formas de entretenimiento combinadas.

Los aumentos recientes en la disponibilidad y preponderancia del juego han motivado a los investigadores, legisladores y comunidades a examinar los efectos del juego en nuestra sociedad. Es importante señalar que la mayoría de los residentes de Oregón juegan en algún momento de sus vidas y que la mayor parte no tiene problemas con el juego. Sin embargo, para algunos el juego se ha convertido en un problema serio, invadiendo aspectos sociales, financieros, profesionales y otras facetas de su vida. Un estudio recién de más de 1,500 adultos de todo el estado mostró que 2.7% de la población adulto tienen problemas con el juego (Moore, 2006).

Las minorías y el juego en Oregón

Las minorías pasan aproximadamente dos veces y medio más tiempo jugando en un mes típico que las personas caucásicas.

Es difícil decir qué tanto ha afectado el juego problemático a los latinos en nuestro estado, debido a que hasta hace poco casi no había ayuda alguna disponible para los latinos, y no había encuestas disponibles para las personas de habla hispana.

Efectos destructivos del juego problemático

El juego problemático y el juego patológico conllevan enormes implicaciones sociales, económicas y psicológicas no sólo para el jugador, sino para toda la sociedad, la cual experimenta el impacto de estos costos. Tanto los individuos como las familias y las comunidades sufren debido al juego problemático y, aunque sería imposible describir todas las repercusiones asociadas con él, los siguientes puntos permiten ilustrar la razón por la que el juego problemático es tan destructivo.

Economía:

  • El Estudio sobre el Impacto y Conducta del Juego reportó que los costos directos e indirectos del juego problemático para la sociedad estadounidense son de aproximadamente $5 mil millones al año, relacionados con la atención a la salud, bancarrota y gastos criminales.
  • Efectos del juego problemático de los adultos en los niños
  • Los autores del Estudio sobre el Impacto y Conducta del Juego también reportaron que: “Los hijos de los jugadores compulsivos muchas veces tienen la tendencia a sufrir abuso, así como descuido, como resultado del hecho de que sus padres son jugadores problemáticos o patológicos”.
  • Una y otra vez, los estudios de investigación muestran mayores tasas de juego patológico entre los adolescentes que reportan que sus padres juegan en exceso.
    Los hijos de jugadores problemáticos tienen niveles más altos de uso del tabaco, alcohol, drogadición y sobrealimentación que sus compañeros de clase.
    Los hijos de jugadores problemáticos experimentan el doble del índice de hogares desechos (separación, divorcio, muerte de uno de los padres) antes de los 15 años de edad.
    Aumentan los casos en los que se pone en peligro la vida de los niños y los casos de abuso infantil.
  • El riesgo a la vida de los niños puede ejemplificarse en nuestro estado por medio del reporte de noviembre de 2001 sobre una proveedora de servicios de guardería infantil en Oregón, la cual dejó a tres niños (de 1, 2 y 3 años de edad) en un automóvil por más de 11 horas mientras ella jugaba en un casino.
  • El Consejo Nacional de Investigación, NRC (National Research Council) informó en dos estudios que de 10 a 17 por ciento de los hijos de los jugadores compulsivos habían sufrido abuso.

Violencia doméstica:

  • De acuerdo con los estudios del NRC, 25-50% de los esposos de jugadores patológicos han sufrido abuso.
    Estudios de caso de 10 comunidades de casino, realizados para la Comisión Nacional de Estudio del Impacto del Juego, revelaron que la mayoría de esas comunidades presenciaron un aumento en la violencia doméstica, relacionada con la apertura de los casinos

Crimen:

Al menos 70-80% de los jugadores patológicos cometen delitos, pero no tienen ningún otro historial de conducta criminal, salvo la relacionada con el juego.
Los delitos más notables son:

  • Asalto
  • Robo
  • Malversación de fondos
  • Fraude de seguros
    Un estudio completo de todos los condados de Estados Unidos entre 1977 y 1996 mostró que 8% de todos los delitos cometidos en los condados donde hay casinos en 1996 eran atribuibles a los casinos.
  • Los datos demográficos y sobre delitos en Estados Unidos revelan que las tasas de asalto con agravantes, violación, robo, asalto, hurto y robo de automóviles son más altos en los condados en los que hay casinos.
    El costo anual promedio por el aumento en los delitos debido a los casinos en 1996 era de $65 por adulto estadounidense al año; esta tasa ha estado subiendo con la introducción de más casinos en todo el país.
    Es difícil obtener tasas precisas de las conductas criminales relacionadas con el juego, pero se cree que las tasas con las que se cuenta en la actualidad están minimizadas.
  • Es posible que el juego problemático sea la “verdadera” razón por la que una persona comete un delito, pero el problema con el juego queda sin diagnosticar o no es reportado como la causa principal del robo.
  • No siempre se reporta a los jugadores que le roban a sus familias o que malversan fondos en sus trabajos.

Suicidio:

  • Cuando un jugador problemático incurre en tantas deudas y desesperanza que pierde a su familia, amigos, trabajo y esperanza, el suicidio puede parecer la forma más fácil de salir del problema.
  • Hasta un 90% de los jugadores patológicos han considerado suicidarse y cerca de 20% de los que están en tratamiento lo han intentado.
  • La tasa de suicidio entre los jugadores patológicos es seis veces más alta que la de la población promedio.
¡Los jugadores no son los únicos que resultan afectados!

La familia, los amigos, los empleadores… todos sufren…

…y estas personas también pasan por fases a medida que el problema avanza y empeora; los seres queridos sienten resentimiento, dudas, negación y aislamiento. Muchas veces, continuarán prestándole dinero al jugador, empeorando así el problema.

Muchas veces, la familia, amigos y empleadores no tienen más remedio que cortar la relación, para salvarse a sí mismos y para no continuar ayudando negativamente al jugador.

Coincidencia del juego patológico con otros trastornos

Alcoholismo o drogadición:

  • Los alcohólicos tienen una probabilidad 23 veces mayor de presentar un problema con el juego que las personas que no beben.
  • Un estudio de 1999 reveló que casi una de cada tres personas que tenían problemas con el juego también eran alcohólicos (en comparación con una de cada diez personas que no tenían problemas con el juego).
  • El mismo estudio mostró que casi el doble de los jugadores problemáticos fumaba, en comparación con las personas que no tenían problemas con el juego; otro estudio también mostró fuertes relaciones entre ellos.
  • En un estudio de más de 21,000 estudiantes de preparatoria, el uso frecuente de cocaína y esteroides anabólicos tuvo una relación significativa con los problemas asociados con el juego.

Trastornos psicológicos:

Los individuos con problemas psiquiátricos concurrentes muestran tasas mucho más altas de juego problemático que los adolescentes o adultos tomados de una muestra de la población general.
Las personas que son jugadores problemáticos (JP: jugador problemático o juego problemático) presentan las siguientes características en mayor medida:

  • Búsqueda de novedades
  • Impulsividad
  • Factores de extravagancia y cognitivos
  • El jugador conoce las dificultades cognitivas, pero esto no le ayuda cuando está *en “acción”
  • Por ejemplo: está consciente de las probabilidades, pero cuando se encuentra bajo el ansia del juego, cree que puede “predecir” los resultados
    Se reportan altas tasas de trastornos de la personalidad (por ejemplo: obsesivo-compulsivo, retraído, esquizoide y paranoico) en el estudio.
    Hay fuertes correlaciones entre el juego patológico y las conductas infantiles relacionadas con el trastorno de déficit de atención.
Trastorno del déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés)
  • Hay fuertes correlaciones entre el juego patológico y las conductas infantiles relacionadas con el ADHD (en un estudio, se identificó ADHD en 20% de los jugadores patológicos)
  • Los JP tuvieron un bajo desempeño en tareas que requerían procesos de atención ejecutiva
  • Hipótesis de que el efecto estimulante del juego podría ser comparable con el efecto paradójico del medicamento Ritalin
Impulsividad
  • Problemas de autocontrol / impulsividad asociados con el JP en la investigación son comunes para varios trastornos mentales
  • Es más probable que los JP se inclinen por recompensas pequeñas e inmediatas, que por recompensas más grandes a largo plazo
  • Se identificaron otros trastornos del control de impulsos, además del JP, en un 35% de todos los JP, en comparación con un 3% en los controles
Depresión
  • Hay fuertes asociaciones entre el juego patológico y la depresión
  • Es probable que ocurra un trastorno de depresión mayor en un 76% de los jugadores patológicos
  • Hipótesis: El JP induce depresión

¿Cree que usted o alguien que usted conoce tiene un problema con el juego? Llame a 541-687-2667 ( o 1-877-695-4648 las 24 horas) para obtener ayuda. La llamada y el cualquier tratamiento o ayuda que recibe son gratuitas y confidenciales.

El programa Centro Latino Americano (541-687-2667) provee ayuda bilingue para el juego. La ayuda es gratuita y confidencial para el jugador y sus familiares. Llame para hablar con alguien en espanol:
Kat Herrera (541-687-2667 extensión 137) o Emerita Iboa (541-687-2667 extensión 129). ¡NO ESPERE HASTA QUE EL PROBLEMA EMPEORE!

Category: Gambling Prevención Español

Comments are closed.